LOS FINALES DE BAILE EN EL NEGOCIO DE MINGO


Personalmente no me gusta el baile pero después de conocer a la que ahora es mi esposa he de aceptar que tuve que aprender algo de este asunto. Por lo regular los bailes eran y siguen siendo en Catemaco un asunto de gran importancia. Mi suegra, Doña Ana Luz Bernal Valdés mandaba comporar con tiempo la mesa para los bailes, y ya arreglada, llevaba a sus hijas, mi esposa ahora y mi cuñada, al baile. Gracias a Dios fui aceptado por Don pablo, el abuelito amado de mi esposa, y por Doña Ana, a la que quise entrañablemente. El caso es que, después del baile y que llegabamos de regreso a la tradiconal casa de la calle Carranza, y yo me retiraba. mi esposa y mi cuñada iban al centro para comprar una buena ración de la famosa ROPA VIEJA que hacia en su restaurante MINGO, un ícono de Catemaco y que creo bien merece un articulo en este espacio…¡Ojalá Roberto Armengual se aviente a hacerlo! Tanto me contaban de ese platillo que una noche fuí a ver a qué se debía tanta fama y, naturalmente, me gustó como creo que a todos los Catemaqueños desvelados después de un baile.

DR. RAFAEL HERNANDEZ CERVANTES

dr_rafael_cervantes@yahoo.com

Estimado amigo y colega Rafaél te comparto una foto
donde se ve el Restaurant de Mingo (cortesía del
Julita).
Tu amigo: Roberto Antonio Armengual Cadena

 

resta julita

Restaurante de MINGO; famoso por sus tamales, mondongo y por supuesto la “ropa vieja”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Dr. Rafaél Hernández Cervántes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s