“Él llegaba siempre envuelto en un halo de colores”


Carmela Pérez15 Feb 2008 catemaco

Por: Carmela,

Corrían los años 60’s. Con escasos 5 años de edad y en compañía de mi hermano menor pasaba buena parte del día jugando en la azotea de la casa en que vivíamos en ese tiempo, ubicada allá por las calles de Esteban Moráles y Jiménez, en el Puerto de Veracruz.

Seguramente eramos unos niños muy bien portados …. bueno quizá no tanto …. bueno quizá sí … un tantito …. pués no se explica de otra manera el que niños de esa edad se hubieran mantenidos sanos y salvos en una azotea que de frente, al Norte, daba hacia la calle y de un costado a un patio compartido con otras casas, sin un absoluto vestigio de barandal o BARRA protectora que detuvieran la lógica y consecuente caída de un par de “pilluelos”. Cosa que por fortuna no sucedió, en esa época.

Pero cuando ÉL llegaba, envuelto en un halo de colores, no había manera de movernos de ese lugar … Él tenía la mágia de mantenernos quietos. Y cuando digo quietos, me refiero a la clásica quietud de los niños cuando se interesan profundamente por algo y por consecuencia quieren formar parte de …. Ese halo de colores estaba formado por un cúmulo de papeles “de china” de los cuáles llegaba siempre cargado y nuestra azotea se convertía entonces en su increíble Taller Artesanal.

Y comenzaba el ritual ……….. ÉL extendía primero periódicos en el piso, cubriendo una buena área del mismo; nosotros “ayudando” por supuesto. Luego colocaba en un cierto órden el papel de china. Después acomodaba de una forma “caprichosa” una especie de varas muy largas y muy flexibles que también traía consigo. Y al final traía de la cocina una gran cacerola con algo previamente preparado; un menjurge asi como de agua y harina llamado “engrudo” que se utilizaba para pegar papel y era muy económico. Ahora ya inventaron otras cosas.

Con las varas iba creando poco a poco un armazón MUY GRANDE con forma de huevo. De un extremo cerrado y en el otro una mediana abertura. Luego iba cubriendo el armazón con el papel de china. Después con mucho cuidado lo levantaba ubicando la abertura hacia el piso y la parte cerrada hacia arriba …. ¡Tenía la altura de mi casa … quizá hasta más grande!

Y así continuaba, colocando pliégo tras pliégo de papel de china, con los colores entrecalados, como si fueran gajos de una gran naranja multicolor, hasta que ese simple armazón quedaba convertido en un increíble e inmenso ¡Globo Aerostático!

Luego lo elevaba como a un metro del piso y lo hacía descansar en “algo”, después lo sujetaba al mismo piso con una serie de cordones alrededor. De ahí colgaba una vasija en la abertura .. la llenaba de “algo” .. y a ese algo con mucho cuidado le prendía fuego. Y surgía entonces un imponente sonido, que era ¡como el mismísimo sonido del universo!

Por último y con toda la familia presente lo soltaba muy len-ta-men-te … MAJESTUOSO se elevaba por el cielo de mi querido Puerto de Veracruz, irradiando colores y alegría, iluminando nuestras vidas, impregnándonos de mágia, llevando consigo nuestros sueños, llevándonos con el al infinito. Y nosotros ahí, los vecinos en sus ventanas, otros más en la calle ó en sus propias azoteas, pero todos con la mirada absorta hasta que se perdía de vista en las alturas.

No me pregunten cuantos globos se elevaron desde esa azotea, no lo sé. No me pregunten cuanto tiempo se llevaba él en lograr ese prodigio, tampoco lo sé. Ni me pregunten cuanto tiempo tardaban los globos en perderse en las alturas, NO lo sé. Cuando uno vive momentos como esos nada más importa.

Oriundo de un mágico lugar llamado Catemaco, ÉL era un entrañable amigo de mi padre, se decían primos, y hasta hace muy poco tiempo me enteré que realmente no lo eran. Pero en realidad SÍ lo eran, porque fué lo que ellos eligiéron. Porque para mi, él siempre fué y será mi tío, mi maravilloso e inolvidable tío Gabriel Cadena Hernández.

“El que siempre llegó envuelto en un halo de colores”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Carmela Pérez Flóres, Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s