¡Hoy me encontré con mi abuelo!


a; Don EDUARDO E. ABSALON

Carmela Pérez13 Apr 2008 catemaco

Y sé que ésto no suena extraordinario, más bien suena bastante común. Cualquiera puede en cualquier momento encontrarse con un abuelo, un tio, un hermano o cualquier otro ser querido, sin que ésto parezca algo tan especial como para anotarlo en el libro de nuestros experiencias extraordinarias del día. Estamos tan acostumbrados a la presencia de los nuestros, a que formen parte de nuestro paisaje cotidiano, que no nos detenemos a pensar que algún día ya no van a estar en el ….

Pero yo, hoy me encontré con mi abuelo. Y viví un momento taaán mágico, como aquellas noches en que nos contaba sus “tenebrosas” historias durante la cena, mientras mi tía desde la cocina gritaba . Él por supuesto hacía caso omiso de la “súplica” y continuaba su relato haciendo gala de una prodigiosa memoria.

Y nos contaba unas “terribles” historias ocurridas allá por La Laguna Encantada o por Sontecomapan … o por alguna secreta cueva del cerro del Mono Blanco; mientras mi hermanito de tan solo 7 años y yo, nos bebíamos como en cámara lenta sus expresiones, sus palabras y nuestros pocillos de café.

En la actualidad, cada vez que leo algo sobre Catemaco, viene a mi mente su gran pasión por escribir todo lo que acontecía a su alrededor. Durante años acumuló libretas y más libretas llenas de historia que compartió siempre con cuanta persona llegó a casa en busca de información, Estudiantes, Maestros, Periodistas …

Y ésta mañana, mientras leía una interesante página que me encontré en el inter……. la página? …… Municipios de México ….. pero esa misma página me llevó a Veracruz, luego a Los Tuxtlas y al final a Catemaco. Absorta leía y disfrutaba de las imágenes cuando de pronto levanté la vista y ¡Él estaba ahí!

Serio, respetuoso y gallardo como siempre. Más arriba se leía un rimbombante título y al lado: “Poeta, Cronista e Historiador”.

. Claro que al fin de cuentas eso no importa, importa es que él es parte de mi vida, y yo, privilegiada depositaria compartida de su invaluable herencia de valiosas Realidades y maravillosas Fantasías.

¡Por eso éste día para mi es extraordinario! porque mi corazón dió un vuelco para recordarme que mientras sea capáz de escribir una línea o de contar una historia, mi abuelo estará conmigo y lo encontraré en cualquier lugar y en cualquier momento, así como hoy, porque hoy me encontré con mi amado abuelo,

Eduardo E. Absalón

 

autor: Carmela

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s